BLOGELEUSIS: FILOSOFÍA, y más allá...


Según Walter Burkert, los antiguos misterios "eran rituales de iniciación de carácter voluntario, personal y secreto que aspiraban a un cambio de mentalidad mediante la experiencia de lo sagrado." (Cultos mistéricos antiguos)

Con los decretos imperiales de 391/392, que prohibieron todos los cultos paganos, y con la destrucción de los santuarios por los godos al mando de Alarico en 394, los misterios súbitamente desaparecieron...

¿Desaparecieron? ¿O dejaron de ser algo meramente exterior, para madurar y convertirse en lo que siempre pretendieron ser: una experiencia interior, dirigida a enriquecer al sujeto, y al margen de cualquier formalismo abstracto, vacío?

Este blog -creado precisamente en Madrid, la ciudad situada en el centro, y presidida por la estatua de Cibeles, la Gran Madre- pretende recoger el espíritu de esos misterios, sean los de Eleusis, Dionisos, Méter, Isis o Mitra, y combinarlos con el saber filosófico, para estimular el avance espiritual de aquellos que quieran participar en su creación.

Igual que en las iniciaciones del pasado, habrá en él dos niveles: el preparatorio, en el que se incluirán materiales destinados a los estudiantes de Secundaria y Bachillerato, que acaban de iniciarse en el camino del conocimiento; y el especializado, en el que el autor incluirá temas filosóficos de nivel superior, o situados en los márgenes del pensamiento filosófico "oficial". También se incluirán referencias a sus publicaciones, a fin de que puedan ser localizadas, comentadas, y desde luego criticadas, por aquellos que se encuentren interesados por los problemas a los que dichas publicaciones se refieren.


En estos tiempos que corren, oscilantes entre el dogmatismo fanático de las religiones oficiales y el más burdo de los materialismos, los defensores del auténtico progreso espiritual no pueden desesperar, ni ceder un ápice de terreno. Hoy, como siempre, este ha de ser nuestro lema:

"Fortes viri adversa fortuna probabuntur"

viernes, 22 de julio de 2011

Música iniciática: Santana y el Abraxas gnóstico

   Abraxas, fue el segundo álbum de la banda de rock latino Santana, publicado en 1970. Su líder, el chicano Carlos Santana, trató de expresar en los temas de este disco el contenido de uno de los conceptos más misteriosos y enigmáticos del antiguo gnosticismo: el simbolizado por el dios-arconte "Abraxas", síntesis de las dualidades positivas y negativas del universo. y cúspide del saber liberador.
   La palabra Abraxas (ἄβραξας) era un término que se grababa en ciertas piedras antiguas, llamadas piedras Abraxas, y que las sectas gnósticas solían usar como talismán. Abraxas era el nombre de un "daimon", que representaba la síntesis del Bien y del Mal, de la luz y de las tinieblas, en una unidad superior. Al parecer fue utilizado sobre todo por los gnósticos Basilideanos (siglo II), para denominar al Ser supremo al que adoraban. Su símbolo era un daimon coronado, con cabeza de gallo, látigo y pies de serpiente.


Sello gnóstico con el símbolo de Abraxas



   Los basilideanos pensaban que el nombre "Abraxas" encerraba un profundo misterio cosmológico, puesto que las siete letras griegas que lo componen (ἄβραξας) suman un total de 365, la cifra de los días del año.
   Miguel Serrano, en su obra El Círculo Hermético, pp. 8-9 dice: “ABRAXAS es Dios y Demonio al mismo tiempo. ABRAXAS también quiere decir EL HOMBRE TOTAL”.
  Herman HESSE, por su parte, en su famosa novela Demian, dice: “Nuestro Dios se llama ABRAXAS y es Dios y Demonio al mismo tiempo, entraña en si mismo el mundo luminoso y el oscuro”.
   Carl G, JUNG, en los VII Sermones a los Muertos, dice de ABRAXAS: “Existe un Dios que vosotros no conocisteis porque la Humanidad le ha olvidado. Nosotros le llamamos por su nombre ABRAXAS, y es más indefinible aún que Dios y el Demonio (...) Si el PLEROMA tuviese un SER, ABRAXAS sería su manifestación, no un efecto particular sino el efecto en general”.
   Finalmente, Manly P. Hall, en su libro Las enseñanzas secretas de todos los tiempos, describe así a ABRAXAS: "Basílides enseñaba que los poderes del universo se dividían en 365 eones o ciclos espirituales y que la suma de todos ellos era el Padre Supremo, al cual daba la apelación cabalística de Abraxas, como simbólica, numéricamente, de Sus poderes, aributos y emanaciones divinos. Abraxas se suele representar como una criatura compuesta, con cuerpo humano y cabeza de gallo, y cada una de sus piernas acaba en una serpiente. C. W. King, en The Gnostics and Their Remains, ofrece la siguiente descripción breve de la filosofía gnóstica de Basílides, tomándola de los escritos de san Ireneo, uno de los primeros obispos y mártires cristianos: "Afirmaba que Dios, en Padre eterno, no creado, había hecho primero el nous, la mente; después el logos, la palabra; después la phrónesis, la inteligencia, y de la phrónesis salieron sophia, la sabiduría y dynamis, la fuerza".
   "En su descripción de Abraxas, C. W. King afirma: "Según Bellermann, la imagen compuesta inscrita con el nombre real de Abraxas es un pantheon gnóstico que representa al Ser supremo, con las cinco emanaciones marcadas con los símbolos correspondientes. A partir de cuerpo humano, la forma que se atribuye habitualmente a la divinidad, surgen los dos soportes: la nous y el logos, representados por medio de las serpientes -como símbolo de los sentidos interno- y el entendimiento; por eso, para los griegos, la serpiente era un aributo de Pallas. Su cabeza de gallo representa la phrónesis, porque aquel ave es el emblema de la previsión y la vigilancia. Sus dos brazos sostienen los símbolos de sophia y dynamis: el escudo de la sabiduría y el látigo el poder". (Las enseñanzas secretas de todos los tiempos, E.Martínez Roca, Madrid, 2011, pp. 76-77)
   Por si no estuviese claro, vamos a escuchar a Santana, a ver si podemos hacernos una idea más clara de la misterioso ser al que adoraban los antiguos gnósticos: