BLOGELEUSIS: FILOSOFÍA, y más allá...


Según Walter Burkert, los antiguos misterios "eran rituales de iniciación de carácter voluntario, personal y secreto que aspiraban a un cambio de mentalidad mediante la experiencia de lo sagrado." (Cultos mistéricos antiguos)

Con los decretos imperiales de 391/392, que prohibieron todos los cultos paganos, y con la destrucción de los santuarios por los godos al mando de Alarico en 394, los misterios súbitamente desaparecieron...

¿Desaparecieron? ¿O dejaron de ser algo meramente exterior, para madurar y convertirse en lo que siempre pretendieron ser: una experiencia interior, dirigida a enriquecer al sujeto, y al margen de cualquier formalismo abstracto, vacío?

Este blog -creado precisamente en Madrid, la ciudad situada en el centro, y presidida por la estatua de Cibeles, la Gran Madre- pretende recoger el espíritu de esos misterios, sean los de Eleusis, Dionisos, Méter, Isis o Mitra, y combinarlos con el saber filosófico, para estimular el avance espiritual de aquellos que quieran participar en su creación.

Igual que en las iniciaciones del pasado, habrá en él dos niveles: el preparatorio, en el que se incluirán materiales destinados a los estudiantes de Secundaria y Bachillerato, que acaban de iniciarse en el camino del conocimiento; y el especializado, en el que el autor incluirá temas filosóficos de nivel superior, o situados en los márgenes del pensamiento filosófico "oficial". También se incluirán referencias a sus publicaciones, a fin de que puedan ser localizadas, comentadas, y desde luego criticadas, por aquellos que se encuentren interesados por los problemas a los que dichas publicaciones se refieren.


En estos tiempos que corren, oscilantes entre el dogmatismo fanático de las religiones oficiales y el más burdo de los materialismos, los defensores del auténtico progreso espiritual no pueden desesperar, ni ceder un ápice de terreno. Hoy, como siempre, este ha de ser nuestro lema:

"Fortes viri adversa fortuna probabuntur"

jueves, 30 de junio de 2011

1º de Bachillerato: Naturaleza, cultura y civilización

   Los evolucionistas unilineales, como Tylor y Morgan, consideraban que las culturas atraviesan tres fases: salvajismo, barbarie y civilización. Aunque esta división está hoy en día desechada, cabe preguntarse qué impresión tendría una cultura "primitiva", al encontrarse con otra "civilizada". La respuesta se encuentra en esta maravillosa filmación, realizada en 1976, del encuentro que tuvo lugar por vez primera entre los miembros de la tribu papua Tulambi de Nueva Guinea con miembros de una expedición occidental.
    Los nativos no habían visto jamás un hombre blanco, ni nada de su sofisticada tecnología, que parecen confundir con la magia. Uno de los momentos más impactantes es, a mi entender, aquel en que los Tulambi se miran en un espejo, al que cubren inmediatamente con una hoja de árbol: seguramente, temen que su alma les sea robada por ese misterioso artefacto, y tratan de protegerse con la magia de la todopoderosa naturaleza. Realmente increíble.


lunes, 27 de junio de 2011

1º de Bachillerato: Max Weber y las formas de dominación: tradicional, carismática y racional-legal

Max Weber, 1864-1920
Max Weber, en su libro Economía y sociedad (post. 1922), enfocaba el problema de la legitimidad del poder o de la dominación.
Según Max Weber, la legitimidad está relacionada con la obediencia y la autoridad, es decir, alguien asume la posición de mandar ,y otros presumen que deben de obedecer. Considera que en la sociedad, pueden darse tres formas de legitimidad: la tradicional, la carismática y la legal.
   Para Weber, la legitimidad tradicional se basa en las costumbres y las creencias tradicionales que han existido desde tiempos anteriores. Ella establece una autoridad tradicional, como sucede, por ejemplo, en las monarquías.
   La legitimidad carismática se basa en la opinión de que la persona que asume la posición de mandar tiene alguna cualidad o cualidades que lo hacen diferente a los demás, como un héroe; por lo tanto, lo que ella cree o hace es muy respetado por aquellos que respetan su poder (así sucede en el caso de sociedades asentadas bajo el liderazgo de algún líder religioso.
   Finalmente, la legitimidad racional-legal se basa en leyes, principios y procedimientos previamente establecidos, y aceptados por todos (es propia de la democracia representativa).


Dominación tradicional

   Este tipo de dominación es heredada del pasado, y la ejercen personas señaladas por tradición para ejercer autoridad. Es otorgada a ciertas personas por su linaje, por parte de esclavos, funcionarios domésticos, clientes, colonos, libertos... El señor o soberano es obedecido por tradición, pero tiene que tener legitimidad en una de las dos siguientes formas: fuerza de la tradición que señala el orden del contenido, o por el arbitrio libre del señor, al cual la tradición dispone.

Dominación Carismática

   Weber define el carisma como "la cualidad, que pasa por extraordinaria (condicionada mágicamente en su origen, lo mismo si se trata de profetas que de hechiceros, árbitros, jefes de cacería o caudillos militares), de una personalidad, por cuya virtud se la considera en posesión de fuerzas sobrenaturales o sobrehumanas –o por lo menos específicamente extracotidiana y no asequibles a cualquier otro-, o como enviados del dios, o como ejemplar y, en consecuencia, como jefe, caudillo, guía o líder."  El carisma es, por tanto, un don que posee, por elección divina, una personalidad específica (héroe, profeta, salvador), de manera que esa persona es identificada como “el elegido”  para dominar como líder social.   
   El valor del carisma como modo de dominación es dependiente de la importancia que los dominados le otorgan al atributo de este líder. Por tal razón es necesario que el líder carismático reafirme sus cualidades carismáticas para poder ser reconocido por los dominados. Pues este reconocimiento, según Max Weber, exige, desde el punto de vista psicológico “una entrega plenamente personal y llena de fe surgida del entusiasmo." Por otra parte, si el líder carismático perdiese de alguna forma sus cualidades "sobrehumanas" o ya no fuese respaldado por quien se las otorgó. su dominio perdería prestigio y caería, pues ya no sobresaldría sobre sus subordinados, y éstos no le obedecerían; perdería, en suma, "el sentido genuinamente carismático del imperio "por la gracia de Dios”
   La organización y unificación del dominio carismático depende de llevar a cabo una determinada misión, promovida por el líder carismático, bajo inspiración divina.

Dominación Legal-Racional
   La dominación legal- racional existe cuando se establecen unos derechos de modo racional, los cuales deben ser respetados por todos: la persona o personas que representan la autoridad y los miembros de la sociedad. La persona que ejerce la autoridad tiene que obedecer al orden impersonal usado para establecer sus disposiciones, y esto le da el derecho de dominar, así su gobierno es impersonal ya que no sigue su propia lógica. Las personas, como miembros de la sociedad, obedecen “al derecho”, es decir, un conjunto de leyes abstractas, reconocidas como vigentes por acuerdo entre los miembros del grupo.
   La dominación racional-legal se ejerce, según Weber por medio de un cuadro administrativo burocrático, propio de los Estados modernos. con su cuadro de funcionarios, jerárquicamente organizado.
   Como complemento, puede verse el siguiente video, alusivo a la biografía y la obra del sociólogo germano.


viernes, 24 de junio de 2011

Música iniciática: Eddie Vedder

   Eddie Vedder, líder del grupo Pearl Jam, compuso la banda sonora de la maravillosa película Into the Wild, titulada aquí Hacia rutas salvajes. La vida de su protagonista, que rompía con la decadente sociedad consumista que le rodeaba, para buscar el contacto directo con la naturaleza, buscando inspiración en las teorías y escritos de Thoreau, Tolstoi o Jack London, se desarrollaba hasta su trágico final bajo el fondo de temas tan maravillosamente críticos, como este Society, del que os ofrezco dos versiones. En una de ellas, acompaña a Vedder J. Depp, quien despliega sus habilidades como guitarrista y cantante (desconocidas, al menos para mí) de manera bastante digna.
   Si los "indignados" del 15-M tuvieran que tener una música identificativa, no cabe duda de que podría ser esta: un verdadero "himno".


Música iniciática: Bloque y la música gnóstica

    En los años 70 todo era posible en música, incluso la aparición de una banda que supo combinar lo mejor del rock con el mensaje iniciático del gnosticismo: Bloque era todo esto, y mucho más. Los títulos de sus temas bastan para dar idea del mensaje trascendente que pretendía transmitir el grupo: "Undécimo poder", "Abelardo y Eloísa", "Salvación por la música", "Joven, levántate", "Consultando el Tarot", "Fiesta de la mar", "La libre creación", "Nostalgia", "La noche del alquimista", "Conociendo a Abraxas", "Tau Ceti", "El llanto del poeta", "Detenidos en la materia"...
   Para la filosofía gnóstica, el mundo material es producto de la creación de un aciago Demiurgo, verdadera "Príncipe de las tinieblas", que encadena al alma humana utilizando para ello los poderes arcónticos de las pasiones inferiores. Sólo Sofía, es decir, la sabiduría que proporciona el conocimiento superior (gnosis) pueden liberar al hombre de las tenebrosas ataduras de la materia, permiténdole elevarse hasta el Dios supremo y misterioso, inefable, situado más allá del mundo sensible.
   Y este es el contenido profundo que se adivinaba tras las elaboradas letras del extraordinario grupo cántabro. Música y poesía se conjugaban, a fin liberar al alma de las ataduras que la sujetan al mundo inferior, permiténdole retornar a ese mundo superior al que pertenece, y del que nunca debió caer. Ahí tenéis varios videos del grupo, con algunos de sus mejores temas, para que vosotros también os liberéis, aunque sólo sea por unos momentos.¡Feliz ascenso al séptimo cielo! 


viernes, 17 de junio de 2011

Música iniciática: Yes: No mates a la ballena

   En el mítimo álbum Tormato, que vio la luz en 1978, los Yes iniciaban su lucha por concienciar a la humanidad de que la Naturaleza no es un simple Gestell, como diría Heidegger, destinado a la explotación despiadada del hombre, sino que, si no es Dios -como mantenía Spinoza, con su Deus sive Natura-, al menos sí tiene muchas cosas bellas (y por tanto divinas), que han de ser respetadas. Entre ellas, sin duda, las grandes ballenas azules, a punto de extinguirse por la predación humana. Iníciate con Yes en los misterios de la Natura, y hazles caso: ¡No mates a la ballena! 





Don't Kill The Whale de Yes
(Jon Anderson/Chris Squire)

You're first I'm last
You're thirst I'm asked to justify
Killing our last heaven beast
Don't hunt the whale

In beauty vision
Do we offer much
If we reason with destiny, gonna lose our touch
Don't kill the whale

Rejoice they sing
They worship their own space
In a moment of love, they will die for their grace
Don't kill the whale

If time will allow
We will judge all who came
In the wake of our new age to stand for the frail
Don't kill the whale

CETACEI....

jueves, 16 de junio de 2011

La supuesta deriva del Movimiento 15 M: ¿Violencia ciudadana o conspiración para hacerlo fracasar?

   Uno de los procedimientos utilizados por el poder desde tiempos inmemoriales es infiltrar en la oposición [problema] elementos violentos camuflados, que provocan desórdenes, o incitan a provocarlos; así generan indignación en la opinión pública [reacción], que exige la restauración del orden; seguidamente, el poder establecido refuerza su posición, reprimiendo a esa "oposición violenta" [solución del problema].
   Este esquema (ya detectado, entre otros, por D. Icke) es el que parece estar funcionando con el Movimiento 15-M: primeramente, los políticos y el capital provocan una situación de crisis absolutamente intolerable, que lleva a la población a salir a las calles, harta de sufrir abusos; a continuación, se va aumentando día a día la presión económica, para que la ira se generalice; y luego, grupos incontrolados de violentos canalizan esa ira contenida, de manera que, finalmente, la muchedumbre se exalta y desmanda, provocando el caos. A partir de ahí, todo el movimiento queda estigmatizado, ridiculizado, o, en su caso, proscrito, ante los ojos del resto de la población; de manera que el poder se ve "obligado" a intervenir, porque los violentos "han pasado la línea roja": Hay que restaurar el orden -se dice- porque "las cosas no pueden seguir así", y hay que decidirse a ejercer una "violencia legítima" contra la "violencia ilegítima" que ponen en práctica por los manifestantes. Esta técnica, tan antigua como eficaz, aparece, si no recuerdo mal, magníficamente ejemplificada en algunos novelistas españoles; p. ej.: en la Fontana de Oro de Galdós, o en las Memorias de un hombre de acción de Baroja.
   Tal parece ser la famosa "deriva" que está experimentando el movimiento 15-M. De hecho, en algunas redes ha aparecido una breve grabación en la que parece haber instigadores violentos, ajenos al movimiento, que tras provocar disturbios, se marchan tranquilamente, protegidos por las fuerzas de seguridad:


   ¿Provocación de los manifestantes, o conspiración del poder? Es muy difícil aclararlo, dada la complejidad y confusión de los sucesos que están acaeciendo, en los que a veces resulta muy difícil saber quién juega limpio y quién no. Que estos mecanismos fraudulentos han sido utilizados desde siempre, para desestabilizar y desacraditar, es indudable; que esto haya sucedido  también en este caso, no es fácil saberlo. No llego a creerme que hayan sido fuerzas policiales las que iniciaron las provocaciones; pero también sé que el poder adopta a veces caminos muy oscuros para perpetuarse (podría tratarse de matones, pagados para crear disturbios: no sería ni la última vez, ni la primera).
   Por mi parte, espero que esta "deriva" no se consume: Si han sido los propios manifestantes los que se han visto tentados a ejercer la violencia, deben renunciar inmediatamente a seguir este camino; y si la provocación procede de elementos comprados o fieles al poder establecido, que conspira para desacreditar  todo el movimiento, los manifestantes tienen que estar muy atentos para detectarlos y denunciarlos, sin ceder a la tentación fácil de canalizar su justa ira de forma violenta. Es precisamente eso lo que el sistema desea: que los que lo critican tengan tan escasa altura moral y sean tan indignos como él; que se pongan a su altura, para para poder eliminarlos mucho más cómodamente.

miércoles, 15 de junio de 2011

Democracia artificial versus democracia real: Presentación del libro Mando a Distancia de Lorenzo Abadía en el Ateneo de Madrid

Lorenzo Abadía

   Ayer asistí a la presentación en el Ateneo de Madrid del libro de Lorenzo Abadía Escario Mando a distancia (herramientas digitales para la revolución democrática). En la presentación se hallaban también el Presidente de la Sección de Ciencias Jurídicas y Políticas del Ateneo, Pedro López Arriba, Enrique Dans, profesor de la IE Bussines School, Javier Esteban, profesor de la Universidad Camilo J. Cela, Miguel Prados, de Democracia Participativa, Olmo Gálvez, portavoz de Democria Real Ya , Rafael Palacios (Rafapal), de Stop Secrets y Ramón Peralta, vicepresidente de la Sección.

  
   Aunque al parecer el libro fue escrito antes del 15-M, todo su contenido guarda una relación directa con este movimiento y con las protestas callejeras que, de no cambiar las cosas, cabe pensar irán en aumento.
   Abadía mantiene en su libro que la democracia española no es una verdadera democracia, y considera que este es el principal motivo de la crisis que atraviesa nuestro país. Lo que sufre España es más bien una partitocracia, es decir, los partidos se turnan en el poder, alternándose, sin representar en absoluto al conjunto de la sociedad. Además, su poder es casi absoluto, porque nadie les controla, ni fiscaliza. No se trata, por tanto, de un sistema que genera corrrupción, sino de un sistema que está, en sí mismo, corrompido. Lo que cambian son las personas, pero no los artificios del poder. Somos víctimas, en definitiva, de lo que Max Weber  y Schumpeter denominaban una interpretación "elitista" de la democracia, en la que el ciudadano no tiene más libertad que la de optar entre grupos de supuestos "expertos", que se ofrecen en el mercado electoral, para, una vez elegidos, decidir luego por él durante un período de tiempo predeterminado.
   Todo ello ha ido unido a un despilfarro absoluto del erario público (puesto que, para atraerse los votos, los "mercaderes de la política" tienen que hacer ofertas atractivas para el electorado, y no dudan de tirar de chequera para atraerse los votos). Tras ser elegidos, los políticos y sus clientes saquean el botín de las arcas públicas, sin preocuparse del inmenso agujero que su nefasta política pueda generar en ellas. Para taparlo, se endeudan aún más (como le sucede a los tahúres que tienen mala suerte en el juego). La consecuencia de esta falta de representatividad y ausencia de control  es la quiebra inevitable de todo el sistema, que se mantiene de forma artificial, ficticia, pero que está podrido en sus cimientos.
   Lorenzo Abadía considera que los requisitos mínimos que tiene que cumplir un sistema democrático que se precie de tal son: la representatividad efectiva, una división real de los poderes (legislativo, ejecutivo y judicial) y una participación mucho más directa de los ciudadanos en la política, participación que, a su juicio, puede verse facilitada con las nuevas tecnologías, que permitirían a la población controlar mucho mejor la labor de los políticos. Si los ciudadanos de la democracia ateniense entendían la democracia, ante todo, como participación en los asuntos públicos, el ciudadano de las futuras democracias digitales deberá estar dispuesto a utilizar los recursos que le ofrece la tecnología, para vigilar " a distancia" la labor de aquellos que ha elegido para que le representen.
   La intervención de los miembros de la mesa fue, a mi entender, acertada, en lo que se refiere a sus críticas a las carencias de la democracia actual; pero olvidaron mencionar (al menos hasta que yo me fui) lo que constituye el verdadero trasfondo de todo este problema, que va mucho más allá de un simple análisis de la democracia: los problemas del sistema capitalista, la dictadura de los mercados y, ante todo, no se habló del poder ejercido por oscuras elites, situadas al margen de cualquier control democrático, actual o futuro (por ejemplo, el Club Bilderberg, que en estos días vuelven a reunirse en secreto en la localidad suiza de St. Moritz): mientras sean estos grupos los que dirijan los destinos de la humanidad, la democracia será una simple fachada artificial, y carecerá de validez real.
   Además, no se mencionó algo muy importante: la democracia no es ni más ni menos que un mecanismo para ejercer el poder: cualquier cambio que pueda o deba experimentar tiene que ir acompañado por un cambio espiritual del individuo, que tiene que responsabilizarse de madurar, crecer personalmente, y convencerse de que ahora, más que nunca, es necesario vivir de otra manera. A lo largo de todo el movimiento 15-M, no ha podido evitar la sensación de que muchos de los "indignados" lo están porque no pueden participar en la sociedad de consumo -al carecer de trabajo-: si no hubiese crisis, y estuviesen cómodamente instalados en las poltronas de algún despacho bancario, no sentirían la más mínima índignación, y todo el sistema les parecería marchar perfectamente (mientras a ellos no les tocase pagar los cacharros rotos). A mi entender, si no hay un cambio verdadero, es decir, un cambio de mentalidad, todo fracasará lamentablemente (porque el secreto del triunfo del capitalismo ha sido su capacidad para adular la peor parte del ser humano, con sus sofisticados mecanismos propagandísticos y publicitarios, que invitan a consumir y, por tanto, a endeudarse).
   Sólo así podrá acabarse con la dictadura del dinero-deuda, que igual que un "garrote vil" financiero, acogota nuestros cuellos, apretándolos de forma cada vez más asfixiante. Únicamente el inefable Rafael Palacios (Rafapal) hizo hincapié en este punto, y trató de ir más allá de la mera palabrería sobre "democracia", "participación", etc. Pero pude observar como varios miembros de la mesa, al oír hablar de "conspiraciones", de "planes ocultos" organizados por, la "dictadura de los mercados", del "dinero-deuda", o de la necesidad de un "cambio de conciencia", etc. se miraban entre sí con expresión burlona. No parecían dispuestos a aceptar la idea de que, mientras haya "secretos" que nadie se atreve a tocar; mientras no se vaya al fondo de la "verdad", la democracia real resultará completamente imposible.
   Al irme de la presentación, tuve una desagradable impresión de superficialidad, de la que aún no he conseguido desprenderme. Pero luego pensé: "¡Qué diablo! Lo que importa ahora es que se empieza a escribir libros como este, que estos libros cuentan cada vez con más lectores, y que estos pasan luego a la acción en las calles, para reivindicar un cambio del sistema. ¿No es ya algo poder vivir en directo este momento histórico, maravilloso y estimulante? ¿Qué más puedo pedir?"
   Bueno, de pedir algo, os pediría que también leáis vosotros el libro. Os aseguro que no perderéis el tiempo.

martes, 14 de junio de 2011

1º de Bachillerato: Tocqueville y la democracia en América

Alexis de Tocqueville, 1805-1859
   Sin duda, Tocqueville es uno de los grandes clásicos de la teoría política moderna. Su análisis de la democracia americana refleja un nivel de lucidez y anticipación increíblemente agudo, que parece faltar en muchos de los actuales filósofos sociales.
   Os ofrezco algunos enlaces relacionados con este pensador:

  a) Biografía de Tocqueville y resumen de su obra:




b) Artículos que analizan el pensamiento político de Tocqueville:



c) El texto de La democracia en América, en formato digital:



d) Y, para terminar, un documental (no muy bueno, ciertamente) sobre el filósofo francés:


viernes, 10 de junio de 2011

Naomi Klein y Michael Winterbottom: La doctrina del shock: Capitalismo del desastre

  
   El movimiento "solar" del 15-M ha ido acompañado del estreno en algunos cines españoles del documental dirigido en 2008 por Michael Winterbottom, basado sobre el libro de Naomi Klein La doctrina del shock (2007), en el que se analiza la aplicación de las doctrinas económicas liberales en las recientes décadas, asociándolas a la propagación de una política del miedo a continuos desastres. Dicha política actúa como una especie de electro-shock paralizante, que le impide a la población reaccionar contra la despótica dictadura de los mercados.
   Aunque quizás pueda acusársele de tendencioso, creo que la evolución de la economía y la sociedad de la era de la golbalización pueden ser entendidas mucho más claramente si tenemos en cuenta las claves que nos ofrece la película.
   Aquí os presento los enlaces del You Tube en los que puede verse el documental. Una vez visto, nada vuelve a ser lo mismo.

viernes, 3 de junio de 2011

Música iniciática: Leonard Cohen: Primero tomaremos Manhattan y luego Berlín



   El movimiento "solar" del 15-M ha mostrado -de forma aún incipiente- las ganas que muchos ciudadanos tienen de cambiar el sistema... Y fue esa misma voluntad de cambio la que, según nos decía Leonard Cohen, le condenó a "veinte años de aburrimiento", e incluso a verse arruinado por la especulación financiera. Ahora, la reciente concesión del Premio Príncipe de Asturias vuelve a poner de moda la música y la poesía de este genial compositor.
   Dentro de su producción, yo me quedo con el tema First we take Manhattan, then we take Berlin..., cuya letra (de una actualidad pasmosa, porque, a mi entender, señala los dos centros neurálgicos del poder actual, a la vez que muestra como el verdadero luchador está, al final, completamente solo) supone una verdadera "iniciación" al cambio de mentalidad y de sistema que, forzosamente, tendrá que venir:


   Ahí os dejo, también, otras curiosas versiones: la de Sirenia, el fallecido E. Morente, Jennifer Warnes, Joe Cocker, REM, Roy Wilson y John Bliemer; ¡para todos los gustos!: